lunes, 1 de febrero de 2016

Reseña: Codex Alera: 'Las Furias de Alera' - Jim Butcher.



Jim Butcher sin lugar a dudas nos ha sabido sorprender gratamente con su fantasía contemporánea urbana en su serie Harry Dresden. Pero ahora en Codex Alera el escritor se enfoca en una historia de fantasía épica clásica. Ambientada en un reino en donde todos  los humanos  pueden controlar distintos elementos a voluntad, todos excepto  uno; Tavi, el protagonista de esta historia. El que a base de ingenio deberá salvar no solo a su familia sino también  hasta la estabilidad de todo un imperio.

 



Durante bastante tiempo un amigo me insistió que leyera la saga de Harry Dresden pero como siempre tenía alguna otra lectura pendiente me costó cierto tiempo en leer ‘Tormenta’. Un libro que me gusto bastante descubriendo que la recomendación era más que justificada (este amigo pocas veces me recomienda un libro que no me guste). A su vez luego de leer la segunda novela de Dresden ‘Luna llena’ decidí probar su otra saga ‘Codex Alera’.    



Algo sumamente valioso que podemos rescatar de  Jim Butcher es la versatilidad en su forma de escribir, si nos colocaran sus dos sagas con nombres de autores distintos nadie notaria que fueron escritas por la misma persona. Solo encontrando similitudes tanto en lo mucho que hace sufrir a sus personajes como en el carácter humano y creíble de estos, a pesar de las situaciones fantásticas donde se desarrollan los hechos. Pero en el resto la estructura es muy distinta, por un lado la saga del mago de Chicago está escrita en primera persona y solo tenemos la perspectiva de su  protagonista  mientras que en Codex Alera Butcher opta por la tercera persona. Por lo tanto le brinda la posibilidad de explotar distintas mini historias a la vez. En donde si bien se nota el tono mucho más juvenil de esta obra, los “villanos” tienen su razón para actuar como actúan y al final del libro llegamos a empatizar con muchos de ellos y sus motivaciones, algo que de hecho siempre me ha encantado en cualquier historia.

Pero empecemos por el principio, ‘Las furias de Alera’ es la primera novela de la serie de Codex Alera, situándonos en una zona alejada y fronteriza del aparente imperio más grande del mundo Alera, un gigantesco reino el cual como casi siempre sucede dentro de la fantasía épica es a imagen y semejanza al Imperio Romano. Pero con la peculiaridad de que cada ciudadano de este orgulloso imperio puede controlar elementales los que les brindan extraordinarios poderes. Por ejemplo los usuarios de Furias de aire pueden volar, los usuarios de furias de agua curar mientras que los de tierra aumentar la fuerza del usuario, así sucesivamente.  El problema es que el emperador ya es mayor (aunque como también es tópico en el género su “magia” le permite mostrarse mucho más joven de lo que es) su heredero fue asesinado y muchos de los grandes señores quieren adelantar su dimisión.

La acción nos sitúa en la zona de Calderon, unas tierras salvajes que si bien no por estética pero si por otros factores, nos hacen recordar a la gente del Norte en ‘Canción de Hielo y fuego’, tierras que separan la civilización de la barbarie.  Recordándonos  Bernard el tío de nuestro protagonista, bastante a Eddard Stark. Un noble honorable y poderoso en el uso de las Furias el que decidió alejarse de los enredos políticos de la capital mudándose a estas tierras agrestes en donde vive con su hermana Isana (una poderosísima artífice del agua), y su sobrino Tavi, un joven de quince años que misteriosamente no puede controlar ninguna Furia.

La magia de este mundo la podemos explicar en un medio camino entre Naruto y Pokemon, por un lado cada individuo está conectado con una o dos Furias (Bernard controla Tierra y Madera) siendo estas como espíritus "elementales domesticados” (porque también hay peligrosas Furias salvajes) recordándonos a Pikachu y sus otrora 150  amigos.



Pero gracias a las ambiciones de personas sumamente poderosas estas tranquilas pero salvajes tierras se verán involucradas en una guerra de espionaje interno y lucha de poderes. En donde el joven Tavi será pieza fundamental a pesar de no poder controlar ninguna Furia y tampoco ser físicamente fuerte. Pero utilizando su inteligencia y ese karma que acompaña a la gente buena en este tipo de historias, deberá utilizar todo su ingenio para detener un peligro tan grande que podría destruir toda su familia y hasta el propio emperador.

La historia va de menos a más y si bien se nota el enfoque menos adulto con respecto a la saga del detective mago, la historia cuenta también con sus condimentos adultos con temáticas fuertes como lo son la esclavitud y la violación. Contando con un final que nos deja con ganas de saber más sobre estos personajes y todos misterios que se nos plantean que quedan inconclusos.



Conclusión: Si lo que buscar es un Malaz o la ya citada ‘Canción de Hielo y fuego’ seguramente ‘Las Furias de Alera’ no sea lo que estás buscando. Pero si eres afín a la fantasía épica clásica sin lugar a dudas no deberías dejar escapar esta historia en donde la inteligencia es la mayor de todas las virtudes.  

Lo mejor:

  • Lo bien creado que están los personajes.
  • Villanos excelentes.
  • Una historia interesante.
Lo peor:
  • La batalla principal es demasiado extensa y termina volviéndose algo aburrida por lo tediosa.
10/12 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada