jueves, 3 de enero de 2013

Un día como hoy se encendió una mente brillante, nacía Isaac Asimov


Un día como hoy dos enero pero de 1920 nacía en la unión soviética el  mayor escritor de ciencia ficción de la historia. Un bioquímico, nacionalizado estadounidense, conocido por ser un excepcional y prolífico autor de obras maestras  de la  ciencia ficciónhistoria y divulgación científica. Creador de la celebre e la Fundación y el universo de  los  de Robot.   




Es extraño como personas que nunca hemos conocido y que han muerto hace tiempo, nosotros los lectores los podemos encontrar tan cercanos. Ese es el caso con este prolifero señor, el cual cuenta con mi total admiración. Con mas de quinientos libros escritos, nos deleito con finales siempre impactante. Acercando la ciencia de forma amena para todos aquellos que como yo, somos profanos.

Un hombre que creo las leyes de la robótica, que luego se reprodujeron como una máxima para autores posteriores. Con sus "cerebros positronicos" y la creación del concepto actual de Robótica el cual acuño Asimov (aunque la palabra Robot  la inventara  Lidové noviny en 1933). Pero fue el escritor ruso-norteamericano que  definió nuestro concepto actual de "Robotica". En donde se  concentraba  seis  áreas de estudio diferentes: La mecánica, el control automático, la electrónica, la informática, y la física y la matemática como ciencias básicas. Patrones que se usan hoy en día en la industria de la creación de este tipo de maquinas. (¿Sin sentimientos?)



Mientras que en la fundación, si obviamente la ciencia esta presente, son mas los conceptos morales o filosóficos los que son puesto a prueba. En un universo donde un gigantesco imperio galáctico se encuentra en ruinas y un hombre brillante  "Hari Seldon". Personaje favorito del autor, en el cual de seguro se sentía reflejado.  Combinaba la  historia, la psicología y estadística matemática para calcular el comportamiento  de poblaciones extremadamente grandes de personas, como el Imperio Galáctico, mas haya de cualquier individua particular.

Asimov utilizó la siguiente analogía: "En un gas, el movimiento de una sola molécula es muy difícil de predecir, debido a los continuos choques con sus vecinas, pero el comportamiento a escala visible de un gas puede ser predicho con gran exactitud. Así, si se aplicaran cálculos estadísticos a una población lo bastante grande, como el Imperio Galáctico de sus novelas, cuya población era de billones de personas, se podría predecir su evolución histórica y social global con gran exactitud."
Podría seguir escribiendo durante horas sobre Asimov dado que todo libro que he visto del autor lo he comprado y obviamente los he leído.
Lamentablemente el 6 de abril de 1992 falleció, siendo unas de las primeras victimas famosas presas del SIDA. Contagio producido a causa de una transfusión de sangre luego de una operación
Pero su obra vivirá por siempre, mientras recordemos su legado, repleto de esperanza y sabiduría. Feliz cumpleaños señor Asimov.





  1. Un robot no puede hacer daño a un ser humano o, por inacción, permitir que un ser humano sufra daño.
  2. Un robot debe obedecer las órdenes dadas por los seres humanos, excepto si estas órdenes entrasen en conflicto con la Primera Ley.
  3. Un robot debe proteger su propia existencia en la medida en que esta protección no entre en conflicto con la Primera o la Segunda Ley.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada