lunes, 23 de julio de 2012

Reseña: Tormenta de espada (Canción de fuego y hielo III) - George R.R. Martin

Mi vida han sido las espadas, no los libros. Pero hasta los niños saben que los Targaryen han bordeado siempre la locura. Vuestro padre no fue el primero. En cierta ocasión el rey Jaehaerys me dijo que la locura y la grandeza no son más que dos caras de la misma moneda. Según él, cada vez que nacía un Targaryen los dioses tiraban la moneda al aire y el mundo entero contenía el aliento para ver de qué lado caía."

Tormenta de espadas - George R.R. Martin



Otra vez vuelvo a traerles mi opinión sobre  un libro del magnánimo y genial George R.R. Martin. Una tarea realmente  difícil si quieres escribir  sobre un libro que es ni mas ni menos que perfecto. ¿Suena demasiado? tendrán que leerlo y luego hablaremos si me he excedido o no en mis adjetivos hacia este libro.
Por eso me he tomado un tiempo importante  y  necesario entre que leí este libro y escribí esta critica.   Debía  procesar mis sensaciones luego de culminar las casi mil trescientas hojas que representan la totalidad de este tercer episodio de Juego de tronos.  
Joffrey Baratheon
Tormenta de espada continua luego de los hechos acaecidos en Choque de reyes. La batalla en Desembarco del rey  ha inclinado momentáneamente la balanza en la Guerra de los  Cinco Reyes a favor de Joffrey Baratheon, el actual rey que se sienta en el Trono de Hierro. Robb Stark continua su particular lucha por arrebatarle terreno a los Lannister, pero Robb se da cuenta de que a pesar de estar ganando todos los enfrentamientos, carece del poder suficiente como para asestar un golpe mortal a la soberanía de Joffrey. En el Muro, ajenos a los resultados de la guerra, los hermanos de la Guardia Nocturna están mucho más preocupados por la temible amenaza que se cierne sobre ellos desde las oscuras y heladas tierras del norte. Mientras tratan de defender la frontera con las pocas armas de las que disponen, los hermanos juramentados no cejan en su intento de pedir ayuda a cualquiera de los reyes que reclaman el trono, pero ninguno de ellos parece lo suficientemente interesado en enviar hombres al Muro cuando hay otros intereses más importantes en juego.
"El perro" Sandor Clegane 
Por otro lado, lejos de Poniente y de las interminables luchas que desangran la tierra, Daenerys Targaryen parece recuperarse de los malos momentos vividos en su viaje por el desierto y emprende una auténtica campaña de reclutamiento por todas las Ciudades Libres de la costa con el objetivo de reunir una flota con la que desembarcar en Poniente y un ejército temible encabezado por sus tres dragones. Sin embargo, como Daenerys comprenderá de manera inevitable, puede que aún no esté preparada para reclamar su legítimo reino y quizá se hora de centrarse en otros planes.
Por un lado, contamos con personajes nuevos, narradores nuevos, puntos de vista nuevos y refrescantes que sustituyen a los que se han quedado por el camino y que abren un nuevo abanico de posibilidades narrativas. Jaime Lannister, un caballero ensalzado por una honra que ha perdido, y Samwell Tarly, un joven cobarde que lucha por alcanzar el valor que nunca tuvo. Aunque para nosotros son viejos conocidos, en Tormenta de espadas tenemos la oportunidad de conocerlos mejor y de disfrutar junto con otros imprescindibles como Tyrion, Arya, Daenerys e incluso Davos. La humanidad con la que Martin es capaz de perfilar a los protagonistas se hace patente cuando vemos sufrir a los más perversos y a los más heroicos dejarse arrastrar por sus pasiones y debilidades. Otros que no ejercen su papel de narrador pero que juegan un rol imprescindible a la hora de desarrollar la historia, son Brienne (uno de mis personajes favorito) y Melisandre, dos mujeres que, como ya adelanté en la reseña de Choque de reyes, van teniendo más y más peso.
Vemos que el "malvado" Jaime Lannister con sus  cabellos dorados rapados  y su habilidad  con la espada en tela de juicio  deja de ser una simple figura decorativa.  Luego de que lograra nuestra total antipatía en los dos anteriores libros en este se  convierte en un personaje totalmente  profundo y  complejo. En donde nosotros como lector  dejaremos de lado los prejuicios  para centrarnos en el hombre que se encuentra  por debajo de esa pesada mascara   de cinismo que viste Jaime.  
Jaime Lannister "El mata reyes"
Mientras que el cobarde y gordo Samwell Tarly "inútil"  de profesión  se convierte en el mayor  paladín ante el terrible acecho de los horrores que se encuentran mas halla del muro. Luchando contra un entorno que le es ajeno y enfrentándose a sus propios miedos con su peculiar forma de ser "valiente".
En resumen como les dije al principio de este articulo Tormenta de espada es una obra maestra. Pero no solo de la literatura fantástica si no de la literatura universal en general. ¿Cuales son mis argumentos? Sencillo: Personajes atrapantes, giros argumentales  totalmente inesperados,  un lenguaje sublime y un final infartante. El que  nos dejaran con muchísimas ansias de consumir un suculento  "Festín de cuervos"   

Lo mejor:


  •  Personajes que amaremos y odiaremos por partes iguales.
  • Una rica narrativa apoyada por una muy buena traducción a nuestra lengua.
  • Giros argumentales trepidantes.
Lo peor: 


  • Esperar a que llegue traducido  Festín de cuervos (la cuarta entrega) a  nuestro país.
12-12  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada